Seguro Vida

Seguros de vida

Mar 25 • Seguros Vida • 988 Views • No hay comentarios en Seguros de vida

El seguro de vida es un producto al que nos condicionan a la hora de firmar una hipoteca, al ser contratado por una empresa o al hacerse autónomo. Popularmente se cree que este tipo de pólizas solamente son útiles cuando el asegurado, o titular, de la misma muere, pero ¿qué sabes realmente de los seguros de vida?

¿Qué es?

Un seguro de vida es una póliza aseguradora que te protege frente a situaciones económicas adversas, y no solo a ti, sino a las personas que también dependen de ti y tienes a tu cargo. Si es cierto que en caso de que el asegurado fallezca son sus beneficiarios los que acceden a una indemnización. Pero pueden darse otros casos en los que tener un seguro de vida sea muy útil:

  • En caso de invalidez: si el día de mañana tuvieras algún accidente laboral y quedaras incapacitado, total o parcialmente, para trabajar. El seguro te pasaría una cantidad mensual correspondiente a la totalidad del sueldo que estabas percibiendo por tu trabajo.
  • En caso de jubilación: los seguros de vida son una buena forma de ahorrar. Al jubilarte es posible que la pensión que te corresponda no te permita seguir disfrutando del nivel de vida que tienes actualmente. De esta forma, tendrías mensualmente una cantidad que te permita seguir llevando tu vida de siempre.
  • En caso de accidente: te garantizaría la mejor atención médica, puesto que el seguro se haría cargo de los gastos de orientación psicológica, las intervenciones quirúrgicas que sean necesarias, nutricionistas, dietistas, etc.
  • En caso de enfermedad: se te garantizaría una segunda opinión médica.

¿En caso de fallecimiento que pasaría?

En caso de fallecimiento del asegurado, se garantiza el pago de los gastos del sepelio y los impuestos relativos a la transmisión patrimonial. También se dispondría un fondo para pagar las deudas que dejes a tu muerte, como serían: los pagos de la hipoteca.

Si tuvieras hijos pequeños, el seguro dispondría de un fondo que se cobraría mensualmente, para que tus hijos no tengan que dejar de estudiar a una edad temprana para ponerse a trabajar. Muchos seguros contemplan la posibilidad de continuación de estudios hasta los 18, 23 o 25 años, así como el pago de los gastos derivados de esto: tener que estudiar fuera del lugar de residencia, pagos de manutención, transporte, residencia, piso o colegio mayor, matrículas, material escolar, etc.

Pero… si yo ya tengo un seguro

Es cierto que muchas empresas hacen, en el momento de su contratación, un seguro de vida al empleado. Pero realmente éstos no saben qué tipo de seguro de vida tienen, las coberturas, primas, etc.

Debes revisar cuidadosamente el contrato de la póliza para saber si realmente te protege frente a situaciones que a ti te interesen, como las que se han mencionado al principio del post (invalidez, accidente, jubilación, enfermedad, etc.). Si la empresa en la que trabajas la contrató por ti, podrás renegociar el seguro con la compañía aseguradora correspondiente y así poder renegociarlo dependiendo de tus necesidades.

¿Cuándo contratarlo?

Muchas personas creen que deben hacerlo “cuando sean mayores”, pero la firma del seguro de vida debe llevarse a cabo antes de los 65 años y siempre que gocemos de buena salud.  Hay compañías aseguradoras que requieren un reconocimiento médico antes de la firma, pero esto generalmente depende de la edad de la persona y del capital que se vaya a asegurar. Generalmente solamente es necesario rellenar un cuestionario, éste será comprobado con nuestro historial médico. Hay que tener en cuenta que si mentimos a la hora de rellenar el cuestionario, puede que luego la aseguradora se niegue a pagar las primas correspondientes.

El rango de edad ideal para contratar un seguro de estas características es entre loso 30 y los 50. Antes de los 30 no es aconsejable, puesto que estaremos iniciando nuestra vida profesional y no tendremos apenas patrimonio, mientras que después es posible que nuestra situación familiar cambie y vivamos en pareja, tengamos hijos, etc.

Después de los 50 seguramente habremos construido un patrimonio, pagado nuestra hipoteca, etc. Y será el momento de contratar un seguro que nos garantice el ahorro de forma que mantengamos el mismo nivel de vida cuando nos jubilemos, como hemos mencionado al principio del artículo.

Related Posts

Comments are closed.

« »