Seguro Hogar

Seguros de hogar

Mar 24 • Seguros Hogar • 730 Views • No hay comentarios en Seguros de hogar

Nuestra casa es el lugar en el que nos relajamos después del trabajo, donde compartimos momentos inolvidables con nuestra familia, cada rincón es un recuerdo, todo lo que más queremos está debajo de su techo, entonces ¿por qué no contratar un seguro de hogar? Es una forma de protegerte de situaciones desagradables, ¿a quien no le ha pasado que el vecino de arriba se ha dejado un grifo abierto y ha llovido en el salón de casa?

 

Un seguro de hogar se hace cargo de estas y otras contingencias como aspectos legales (responsabilidad legal o protección jurídica integral), incidencias externas, reparaciones…

Pensar en la contratación de un seguro de hogar plantea numerosas cuestiones, como las coberturas, los precios, etc. Las garantías que te ofrezca la compañía aseguradora son muy variadas, hay muchos aspectos a tener en cuenta: el tipo de vivienda, el uso que le des (si es tu residencia habitual o por temporadas), si eres propietario del inmueble o vives en él de alquiler…

La cuota a pagar por el seguro se calculará en base a dos aspectos: el continente y el contenido:

  • Continente: la vivienda en sí, las dimensiones, estructura. A la hora de asegurarlo, es donde menos diferencias encontramos en las pólizas que ofrecen las compañías de seguros.
  • Contenido: todo lo que tengas dentro de ella (electrodomésticos, tecnología, obras de arte, muebles…). Puede que para muchas cosas que tengas en casa debas contratar un seguro aparte, si se trata de joyas, etc., puesto que un seguro de hogar no te garantiza su cobertura.

Ahora bien, después de haber dejado claros los dos aspectos anteriores ¿Puedo ahorrar en la contratación de un seguro de hogar? Hay numerosos aspectos que puedes tener en cuenta para ahorrar en la tarifa correspondiente a tu seguro de hogar:

  • Asegura la vivienda, pero no el terreno, de esta forma te resultará más barato, aparte que asegurar el terreno no es relevante. Si se produce un incendio, la casa se quemará, pero el terreno seguirá estando ahí.
  • Si tienes medidas de seguridad en tu casa como los detectores de humo, alarma anti-robos, cerraduras de seguridad, puertas blindadas, rejas etc… la cuantía de tu seguro se puede reducir entre un 5 y un 10%.
  • No vayas de póliza en póliza porque te ofrezcan un descuento, las aseguradoras premian con reducciones de las tarifas contratadas a los clientes que son fieles.
  • Asegura el contenido, pero haz un inventario antes que incluya de forma detallada todos los objetos así como las fotografías de éstos y su estado. Si haces cambios en el contenido de tu casa, comunícaselo a la empresa aseguradora para que contemple en la póliza correspondiente estos cambios.
  • En caso de que tengas objetos de gran valor en casa (como joyas, obras de arte, muebles con mucho valor económico, etc.) debes comunicarlo a la hora de realizar la póliza, puesto que es posible que tengas que contratar un seguro adicional para proteger éstos o negociar una cláusula que ampare los supuestos de robo, incendio, etc.

Otro de los aspectos a tener en cuenta en la contratación de un seguro de hogar es que existen ciertas restricciones en los inmuebles que pueden asegurarse y en los que no. Las compañías de seguros contemplan como no asegurables los inmuebles que estén a más de un kilómetro del casco antiguo y no estén dentro de una urbanización, casas destinadas a actividades profesionales o mercantiles, en estado de ruina o abandono, viviendas de madera, la antigüedad de la casa.

Related Posts

Deja un comentario

»